¿Cómo usar el aceite CBD?

Hoy en día el uso del aceite de cannabidiol está bastante extendido en la sociedad, mucha gente lo utiliza tanto para mejorar su vida diaria como para combatir el dolor, la ansiedad y una amplia lista de enfermedades. Desde MOODS os recomendamos la utilización del aceite de CBD  y en este artículo os explicamos como usarlo, la dosis aproximada para cada persona y condición, así como los pasos necesarios para su conservación.

Uso del aceite CBD

Como seguro que sabréis, la forma más común de tomar aceite de CBD es por medio de gotas debajo de la lengua, dejándolas en esa zona durante 45 segundos antes de tragar. De este modo, el aceite de cannabidiol se absorbe rápidamente y llega de manera directa a los receptores CB1 y CB2 de nuestro organismo.

Dosis aproximadas de CBD:

De todas formas, estas dosis cambian dependiendo del usuario y si queréis incrementar la dosis, debe ser de manera gradual y consistente, no obstante, por seguridad no recomendamos tomar más de 20 gotas diarias.
Los productos Moods están elaborados con aceite CBD full spectrum y terpenos de alta gama, de esta forma, se crea el llamado efecto séquito que hace que las propiedades del aceite y de los terpenos creen una sinergia y se potencien, resultando en un producto de calidad superior.

aceite cbd

Usos menos conocidos

Ya hemos comentado que el uso más frecuente del aceite CBD es de forma sublingual, pero existe otra manera mucho más desconocida. Hablamos del “Método Pechoti”, muy utilizado en la medicina alternativa Ayurveda y que consiste en aplicar el aceite en la zona del ombligo. Debido a la situación estratégica del ombligo y la cantidad de venas conectadas al mismo, la absorción del CBD por los órganos cercanos se realiza de manera rápida. Algunos de los beneficios de esta variante son la mejora de la vista y digestión, alivio del estrés, del dolor articular y muscular.. etc

Conservación

Si alguna vez os habéis preguntado si vuestro tarro de aceite puede perder calidad al enfrentarse a la luz, el aire o el calor… la respuesta es sí. ¿Por qué se utilizan tarros tintados para almacenar el CBD? Pues la respuesta es obvia, la luz puede disminuir la calidad del aceite, así que almacenarlo en un sitio oscuro protegido de la luz es clave. Asimismo, tener tu bote de aceite totalmente sellado lo protegerá del aire, una amenaza menor que la luz pero que no podemos pasar por alto. Por último, las altas temperaturas también influyen negativamente en la preservación de tu aceite de cannabidiol. En definitiva, almacenar tu bote debidamente sellado en un armario o cajón cerrado, lejos de fuentes de calor y sin luz es la mejor opción para que tu aceite de CBD se conserve de manera ideal.